HUEVOS AURORA

 

Buscando recetas sencillas y económicas encontramos innumerables tesoros, esta receta es una muestra de ello y creo que merece ser tenida en cuenta por la cantidad de alegrías que puede traer a nuestras mesas...


 

Si su nombre no te suena te lo traduzco al Cristiano, en realidad es algo tan sencillo como huevo cocido con una deliciosa salsa bechamel a la que le añadimos tomate frito casero, un poquito de queso, lo gratinamos y listo.
Como veis la receta de hoy tampoco esconde ningún secreto, cada día estoy más convencida de que no hay porque usar técnicas extrañas para conseguir platos deliciosos.

INGREDIENTES

·6 huevos 
·1 cebolla pequeña
·2 cucharadas de harina
·Leche
·Salsa de tomate casera
·Mantequilla
·Aceite de oliva virgen extra
·Nuez moscada
·Pimienta
·Sal
·Queso rallado (he usado parmesano, pero podéis poner el que más os guste)
·Perejil 

1º- Cocemos los huevos de la forma que lo hagamos habitualmente, dejamos templar, pelamos y reservamos.

2º- Partimos la cebolla en dados muy finos y pequeños y ponemos a rehogar en una sartén con un trocito de mantequilla y un poquito de aceite de oliva (esto evitará que se queme la mantequilla), cuando va tomando color añadimos la harina y movemos para que se cocine y pierda el sabor a crudo.
Rápido añadimos la leche y vamos moviendo con  unas varillas hasta conseguir que quede integrado y no haya grumos.
Añadimos un toque de pimienta, nuez moscada y la sal.
Cocinamos a fuego muy suave durante unos 20 minutos, movemos frecuentemente.

3º- Echamos el tomate frito a la bechamel y mezclamos para que quede un color uniforme.

4º- Partimos los huevos por la mitad (longitudinalmente).

5º- Vertemos aproximadamente 1/3 de la bechamel en una fuente de cristal apta para horno, colocamos sobre esa base las mitades de huevo con la yema hacia arriba y cubrimos con el resto de bechamel.

6º- Mezclamos el queso rallado y el perejil picadito, espolvoreamos toda la superficie y gratinamos unos minutos.


 

Y ya estará listo para disfrutar.

¡ESPERO QUE OS GUSTE!

Fuente de la receta: propia.