FRIXUELOS DE CARNAVAL

 

Si hay un postre que me hace volver a la niñez por un momento, ese es el que hoy vengo a compartir.
Para mi los frixuelos son la mayor delicia del mundo y me los hacía mi tía cuando era pequeña, sin duda si nunca los has probado te recomiendo hacerlo porque están buenísimos y son super sencillos de preparar.


 

Es un postre muy común en Asturias durante el Antroxu (carnaval), tenéis un montón de recetas fantásticas en Internet como la de Cova del blog Comoju que era la que yo iba a preparar en un principio porque me fío de ella a píes juntillas pero finamente hablé con mi madre y me dijo que tenía guardada la receta que nos preparaba mi tía...como comprenderéis no puede resistirme y elegí esa.
Por ello hoy quiero dedicarle esta receta a mi tía Amparo que ya no está y que con tanto cariño me preparó infinidad de veces estos frixuelos para merendar y de quién sin duda ninguna me viene el amor por la cocina.

INGREDIENTES

·400 ml de leche
·3 huevos
·200 gr de harina
·3 cucharadas soperas de azúcar
·3 cucharadas soperas de anís (licor)
·Una pizca de sal
·Mantequilla (para engrasar la sartén, también podéis usar como se hacía originalmente manteca de cerdo)


1º- Ponemos todos los ingredientes excepto la harina en una vaso de batidora y mezclamos bien, añadimos la harina y batimos de nuevo hasta conseguir una crema ligera y sin grumos.

2º Ponemos una sartén antiadherente (que la sartén no se pegue es fundamental porque sino no quedará un frixuelo sano) a calentar, untamos un poquito de mantequilla y retiramos el exceso con un trozo de papel de cocina.

3º- Cuando la sartén alcanza temperatura vamos añadiendo con la ayuda de un cacillo (de los de servir) pequeñas cantidades de masa, lo justo para que quede cubierto el fondo de la sartén porque la gracia de los frixuelos (al menos para mi gusto) es que queden bien finos.

4º- Está listo para dar la vuelta cuando con la ayuda de una espátula somos capaces de despegar los bordes del frixuelo de la sartén, en ese momento volteamos* y hacemos unos segundos por el otro lado.
No es conveniente que se tuesten mucho, es preferible que queden un poquito blanquines y con un ligero dorado como veis en las fotos.

5º- Sacamos a un plato y espolvoreamos bien de azúcar sobre él, así vamos haciendo con todos, hasta conseguir una torre de frixuelos, importante saber que tal vez nunca consigáis hacer la torre porque se los vayan comiendo antes y no deis a basto...
Es recomendable que durante el proceso pasemos un poquito de mantequilla (siempre retirando el exceso) por la sartén para engrasar la superficie y que nos sigan saliendo perfectos.

6º- Para comerlos los enrollamos y listo, simplemente así son una delicia pero por supuesto podéis rellenarlos de la mermelada que más os guste, sirope de chocolate, dulce de leche, nata, miel...lo que se os ocurra. También podéis espolvorearlos de una mezcla de azúcar y canela en polvo, a mi así me encantan.

*Lo mejor para darles la vuelta sin que se rompan, arruguen o doblen es hacerlo con las manos, quema un poquito pero tranquilos porque no es nada que no se pueda aguantar.


 

¡ESPERO QUE OS GUSTEN!

Fuente de la receta: Familiar