OREJUELAS DE CARNAVAL

 

Que recuerdos me traen estas orejuelas, siempre las hacía mi suegra y le quedaban de lujo. Tan solo las preparaba una vez al año, por carnaval, así que las esperabas con una ilusión indescriptible, creo que parte de su encanto radica en esto.
Que bien entraban por la mañana cuando volvías de fiesta, a esas horas en las que arrasas con lo que pillas por la cocina, que recuerdos...


 

Hoy Cruz no está con nosotros y éste es nuestro homenaje, le hacemos las orejuelas a su pequeño nieto para que la tradición perdure o al menos eso intentamos, mientras su padre le cuenta como ayudaba a su mamá a prepararlas.
¡Una bonita tarde en familia haciendo postre carnavalero!.
¿Os animáis a prepararlas?, si la respuesta es si, estos son los ingredientes que necesitaréis:

INGREDIENTES

·1 huevo
(tomando como medida media cáscara)
·2 medidas de aceite de girasol
·1 medida de anís 
·1 medida de zumo de naranja
·9 medidas de harina
·1 cucharada sopera colmada de azúcar 
·Otro poco de azúcar para espolvorear al final.


Tan sencillo como mezclar bien los ingredientes y amasar unos minutos hasta conseguir la consistencia adecuada, que será la de una masa suave y maleable. Quedará un poquito pegajosa, podéis untaros las manos con aceite de girasol para que sea mas fácil amasar.
Si veis que la masa está quedando liquida, añadir mas harina sin problema.

Es muy fácil saber cuando esta lista la masa, lo notareis al tacto, estará suave y lisa.

Vais haciendo pequeñas bolas de masa del tamaño de una nuez aproximadamente.
Y con la ayuda de un rodillo o botella bien limpia alisáis hasta conseguir un fina película de masa, cuanto mas fina mas ricas quedaran.

Vamos friendo en una sartén con abundante aceite de girasol bien caliente, la potencia en nuestra placa va del 1 al 6 y las hemos frito al 5, lo ideal es que al echarlas al aceite se hinchen y salgan "globos" en la masa, eso indica que todo va estupendamente y es lo que las caracteriza.
Este paso lo haréis genial si encontráis un amable pinche que amase mientras freís o viceversa.
Se doran muy rápido por ello hay que estar muy pendientes y con ayuda todo será mas sencillo.

Las vamos sacando a una fuente amplia donde habremos colocado papel absorbente y echamos azúcar (sin ser tacaños) por encima.

Y ya están, listas para disfrutar, con chocolate caliente están de escándalo.

¡ESPERO QUE OS GUSTEN!

Fuente de la receta: familiar.